• facebook-ico
  • twitter-ico
  • googleplus-ico
  • linkedin-ico
  • youtube-ico
  • instagram-ico
  • pinterest-ico
971 711 274

Tratamientos dentales en Palma de Mallorca

Tratamientos

Linea discontinua gris - separador
En Clínica Dental Yarza contamos con grandes profesionales que le asesorarán en sus tratamientos dentales. Estamos situados en Palma de Mallorca, pídanos su presupuesto sin ningún tipo de compromiso. 

Nos ocupamos de la salud bucodental de personas de todas las edades. Realizamos desde las primeras revisiones de los más pequeños hasta el tratamiento de los mayores. 

Escogeremos el tratamiento más adecuado para cada paciente, estudiando su caso de una manera detallada. Para ello se contrastan los deseos y necesidades del paciente, buscando siempre su mayor beneficio. 

Bruxismo

Es un hábito que consiste en apretar o rechinar los dientes de forma inconsciente (generalmente a causa del estrés) para descargar tensión, incluso mientras dormimos.
 
Puede provocar daños importantes en nuestra dentición: desgastes, sensibilidad dental, destrucción del hueso, problemas de la articulación temporomandibular (artrosis), fracturas del esmalte, fisuras con verticales y pérdida de piezas dentales. El problema se manifiesta con la aparición de chasquidos, dolor y, a veces, el bloque de la mandíbula.
 
¿Cómo detectar si padece bruxismo? Acudiendo al dentista que examinará su articulación temporomandibular, el estado de sus músculos faciales y de las piezas dentales. Se puede aliviar con el uso de una férula relajante para dormir (es un aparato removible de acrílico) que su dentista diseña a medida de los dientes superiores y se ajusta a una posición articular fisiológica. Los dientes antagonistas ocluyen en dicha férula creando una mordida muy confortable y atraumática. Se debe evitar el hábito de mascar chicle, pues empeora dicha situación. 

Cirugía oral

Es la especialidad de la Odontología encargada del diagnóstico, prevención y tratamiento de las patologías orales, tanto de la cavidad bucal como de las glándulas salivales y cuello.
 
Los siguientes procedimientos se realizan con anestesia local en el sillón dental:

  • Extracción de muelas del juicio (cordales).
  • Exodoncia de restos radiculares (raíces).
  • Fenestración de piezas incluidas.
  • Resección de frenillos labiales.
  • Apicectomía.
  • Eliminación de lesiones bucales y quistes. 

Endodoncia

Es el tratamiento de raíces infectadas:
 
Es un tratamiento para extraer el nervio o pulpa dental. Se aplica cuando la pulpa está afectada de forma irreversible por caries profundas, traumatismos, cambios de color, flemón, grandes tallados o lesiones periodontales severas.
 
El dentista realiza la apertura de la pieza afectada y retira la pulpa infectada. Después limpia, agranda y moldea los conductos radiculares y, por último, los rellena con un material que impide la proliferación de gérmenes.
 
En varias sesiones se restaura el interior de la pieza dental. Se aconseja recubrirla con una corona, porque, tras la endodoncia, quedan más frágiles y se pueden fracturar con facilidad. Puede aparecer alguna molestia transitoria al masticar durante unos días, debido a la irritación del tejido periodontal, que rodea a la raíz, en este caso, consulte a su dentista. 

Odontología infantil

En los niños se deben crear unos hábitos de higiene bucal y alimentación desde edad temprana, pues será una garantía de salud para el futuro. Las pautas para el cuidado de los dientes empiezan a desarrollarse cuando el bebé tiene 6 meses, abandona la lactancia y suele aparecer su primer diente. Es importante limitar desde la infancia la alimentación con alto contenido en azúcares.
 
La pérdida de algún diente antes de tiempo (por caries o traumatismo) puede hacer que el resto de dientes se desplace y que los dientes definitivos erupcionen mal alineados o con defectos en el esmalte.
 
El momento del cepillado del niño y de los padres debe convertirse en un juego tras cada comida. Así el niño se motiva y aprende cómo cepillarse correctamente. Los padres deben revisar y repasar el cepillado.
 
Se recomienda que se realice la primera visita al dentista cuando el niño ha cumplido los tres años. A partir de entonces deberá acudir cada seis meses a una revisión. 

Odontología preventiva

Los objetivos de la Odontología preventiva son:

  • Mantener la salud bucodental.
  • Disminuir los factores de riesgo.
  • Estimar las necesidades de salud.
  • Intentar evitar, impedir y limitar la enfermedad.
 
De ahí la importancia de desarrollar un programa de prevención, mantenimiento y revisiones.
 
El programa preventivo tiene los objetivos de disminuir los factores causantes como las caries, control de la placa, fluoración y fisuras, dieta, educación, motivación y promoción de la salud bucodental, etc.
 
Nuestros tratamientos van dirigidos a prevenir fundamentalmente la caries, la enfermedad periodontal (piorrea) y la maloclusión (alteración de la posición de los dientes), fluorizaciones (para reforzar el esmalte de los dientes sanos), selladores (para proteger los dientes permanentes de las caries), etc. 

Ortodoncia

Tiene el objetivo de corregir la posición de los dientes, de los huesos maxilares, además de proporcionar salud, estética y belleza a la sonrisa. En un tratamiento de Ortodoncia se emplean aparatos, que aplican una presión suave, pero constante sobre los dientes y el hueso que los rodea, dando como resultado un efecto corrector progresivo.
 
Al alinear los dientes resulta más fácil mantenerlos limpies, así disminuye el riesgo de sufrir caries, enfermedad peridontal y de sobrecargar los músculos de la masticación. Los problemas más habituales son el "apiñamiento" (los dientes no caben bien en el espacio de los maxilares y se encuentran amontonados), la "mordida cruzada" (al morder los dientes superiores lo hacen por detrás de los inferiores), la "sobremordida" (las coronas de los dientes superiores cubren casi por completo la de los dientes inferiores), "desviación de la línea media" (la línea que divide en el centro los dientes superiores no se alinea con la de los inferiores) y la "mordida abierta" (cuando queda espacio entre las coronas de los dientes superiores y los inferiores).
 
Su dentista estudiará su caso adecuado a las necesidades concretas de su boca. 

Periodoncia

Es la enfermedad que afecta a las encías y se denomina enfermedad periodontal (o piorrea) y consta de 2 etapas:

  • Gingivitis. Aparece una inflamación, enrojecimiento y sangrado espontáneo de las encías, provocado por la acumulación de placa bacteriana, que produce toxinas que irritan el tejido gingival. También se puede acompañar de halitosis o mal sabor de boca. el hueso y el tejido conectivo que sostiene los dientes aún no ha sido dañado. Es el momento de consultar a su dentista y solucionar el problema.
  • Periodontitis. Se forman unas bolsas debajo del borde de las encías donde se acumula la placa bacteriana. El hueso se reabsorbe y las fibras que sostienen a los dientes se dañan. Si el paciente no se cuida la periodontitis avanza, comienza la movilidad dental y puede llegar a perder sus dientes.
 
La existencia de infecciones periodontales se relaciona con un mayor riesgo de sufrir enfermedades cerebrovasculares y cardiovasculares, especialmente infarto de miocardio, problemas respiratorios, diabetes, complicaciones en el nacimiento (bebés prematuros y bajos de peso). 

Prótesis

La colocación de implantes dentales se trata de una técnica quirúrgica avanzada, que se utiliza para solucionar los problemas de pérdida de dientes. Los implantes son unos elementos metálicos, que se ubican quirúrgicamente en los maxilares, por debajo de las encías. Son sustitutos artificiales de las raíces de los dientes naturales y tienen forma de pequeños tornillos. Proporcionan confort, ajuste y estética.
 
Existen diferentes tipos de implantes, aunque la mayoría suelen estar compuestos de titanio puro, un material muy biocompatible, que favorece que el implante sea aceptado por el organismo. Tras unos cuatro meses después de la colocación del implante, el hueso lo tolera y se une a él con fuerza, es decir, se osteointegra. Mediante este procedimiento el implante proporciona un soporte estable para la conexión de los dientes artificiales, sin necesidad de desgastar las piezas adyacentes.
 
Los implantes dentales pueden reemplazar a los dientes perdidos sosteniendo una prótesis fija así como servir de apoyo a una dentadura completa, haciéndola más segura y confortable.
 
Linea discontinua gris - separador

Separador de contenidos dentado

Diferentes tratamientos dentales a disposición del paciente